4- Finalmente por fin puedo dedicarme a la construcción del proyecto, aunque al tener que grabar vídeo al mismo tiempo esto se vuelve mucho más laborioso! Al igual que cuando estoy modelando en el ordenador, con un poco de suerte todo funcionará a la primera. En más de una ocasión he tenido que tirar tableros y horas de trabajo para volver a empezar la fabricación porque algo ha fallado, algunos problemas son imperceptibles hasta finalizada la construcción...
Aunque existen tiendas de tableros online, suelen ser bastante caras debido al peso y volumen del envío. Por eso es mejor comprarlo en grandes superficies o carpinterias cercanas. Para consultar precios de tableros, mira un listín telefónico o busca la información de contacto en internet de varias carpinterías cercanas a tu ubicación. Pregunta en varias de ellas para saber cuál te ofrece mejor precio, o incluso si te pueden acercar el material a casa. A veces si vives cerca de una zona habitual de reparto no es un problema para ellos.
Yo creo que cuando se busca información en internet hay que saber para qué se busca, qué se busca y con qué se encontró uno en esa búsqueda. Mi impresión después de años de afición a la carpintería es que en España (desconozco como está el tema en otros países hispanohablantes) la cultura de trabajo de la madera se ha perdido en un breve periodo de tiempo. Conozco bastante gente que me cuenta que su padre o su abuelo era carpintero y sin embargo ese conocimiento no se ha transmitido y se ha perdido. Últimamente con esto del auge del bricolaje de la madera es mucha la gente que se interesa por aprender, pero en muchos casos se empieza de cero. Y ese es el problema. Si eres aún un chaval te haces por ejemplo un FP (formación profesional) o acudes a una escuela de carpintería y aprendes bien el oficio, pero cuando se tiene una edad mucha gente ya no piensa mucho en recibir clases ni les apetece ir y tira de experimentación, de internet y de algún amigo que le enseñe cuatro cosas. Y no lo veo tan mal, a veces hay que experimentar o ver lo que otros muestran en internet para ver qué posibilidades tiene esta afición y ver hasta donde se puede llegar, ya que a nadie nos gusta hacer grandes inversiones en una afición en la que no sabemos a donde vamos a llegar. Tengo que decir que mi camino ha sido el de la experimentación en mi taller y el de ver vídeos en internet. He ido adquiriendo práctica y algún conocimiento y veo que puedo obtener resultados bastante buenos con lo que dispongo. Siendo consciente de mis limitaciones ahora es donde siento que me gustaría recibir clases con un carpintero profesional o en una escuela de carpintería que me enseñen los conocimientos y las técnicas en condiciones, pero en este momento no me lo puedo permitir y tampoco aquí tengo acceso a esas clases en persona.
×