La gran ventaja de hacer tus propias herramientas es el conocimiento que adquieres sobre cómo funciona la propia herramienta, y los conocimientos que adquieres en carpintería general. Seguramente al terminarla cambiarías cosas, esto siempre pasa, pero esto es lo bueno de hacer tus propios proyectos! Además, como tú eres el autor te será muy fácil llevar el mantenimiento y arreglar futuras averías. Después de años de uso de tus herramientas caseras puede que te interese volver a fabricar alguna de ellas, ese será el momento de poner en práctica tus nuevos conocimientos adquiridos y aplicar las mejoras.

Hace unos días Julio me dejó un extenso comentario con su opinión sobre qué le parece eso de aprender carpintería a base de leer blogs y ver vídeos en internet. Pensé que este es un buen tema para una entrada del blog, así que copio y pego su comentario (espero no te importe Julio) y después dejo mi contestación. Veréis que no estamos de acuerdo en todo, supongo que porque nuestros caminos y nuestro estado del arte no son los mismos. Si no conocéis su blog, en la intimidad de las virutas reveladas (parece que cerró el blog), pasaros por él. Así podréis comparar dos formas distintas de trabajar y decidir si realizamos el mismo trabajo o son cosas distintas.

×