Existen otros casos donde uno está obligado a utilizar una pieza de ajuste como es el caso de una cocina en L. para evitar estas piezas es posible desarrollar un módulo de ajuste justo en su esquina central. El módulo se deja separado del muro lateral en unos 20cm y de esta forma si el espacio, una vez construido, queda menor a lo proyectado, serán esos 20 cm de holgura los que asuman la diferencia. Es importante entender que estos espacios “muertos” serán escondidos por la cubierta.
En 1 triángulo, que será la matriz de los calados, hay que medir el eje o centro de la hipotenusa, que es el lado más largo y que está opuesto al ángulo recto. En este caso el eje es 27 cm. Desde ese punto trazar 2 líneas hacia los catetos, que son los lados menores y que conforman el ángulo recto. Estas 2 líneas llegarán también al centro de los catetos, formando un cuadrado al interior del triángulo. Medir 6,5 mm a cualquier lado de estas líneas, y hacer una segunda marca. El largo de cada calado tiene que ser 10,5 cm y parte desde la hipotenusa

Si no encuentras el sofá de tus sueños, ¡deja de buscar! Hoy te enseñamos a hacer uno con tablas de madera que, además, te servirá de cama. ¿Comenzamos? Para hacerlo necesitarás los siguientes materiales y herramientas: - Tablas de madera. - Sierra de calar. - Lija de mano o lijadora eléctrica. - Taladro con punta de destornillador. - tornillos largos especiales para madera. - Cola de carpintero. ...
Clamping up four mitered corners is tricky. You can buy specialty clamps for this, but I make my own. Here’s how to do it. Start with a long 1×4, as it’s easier (and safer) to clamp for making the angled cuts than a short piece. Mark out the blocks, and then drill a 1-in. diameter hole in the center of each one. The hole prevents the blocks from getting glued to your project. Cut 45-degree angles tangent to the hole, and then cut the blocks free from the long board. We’ll walk you through how to make one for your home shop.
Sumando todo lo anterior llegué a un momento de mi vida en el que tenía los conocimientos necesarios para hacer mis propios diseños asistidos por ordenador, sabía usar herramientas Cnc y necesitaba herramientas personalizadas para mi trabajo de luthier. Después de automatizar varios procesos para la construcción de guitarras y hacer varias herramientas, como por ejemplo una Cnc casera, un buen día me decidí a fabricar mi propia sierra de mesa para mejorar el equipamiento de mi pequeño taller. Las que encontraba en el mercado o bien no se ajustaban a mis necesidades de equipamiento y espacio o bien eran demasiado caras. Ten en cuenta que por esa época trabajaba en una habitación/taller de tan solo 15 metros cuadrados que puedes ver en este artículo, por lo que debía optimizar el espacio todo lo posible.
Entre tu blog y el mio hay grandes diferencias en cuanto al contenido. A ti se te ve entusiasmado con el conocimiento de las técnicas, para ti la estética final de tus proyectos de carpintería no se entiende totalmente sin la estética de tu forma de trabajar. Yo disfruto viendo trabajar así porque entiendo el esfuerzo, el conocimiento y la pasión que se hacen necesarios para trabajar de esa manera, pero a la hora de realizar mis proyectos tengo que tirar de mis posibilidades y busco más el resultado final antes de pensar en un trabajo tan perfeccionista (que no he tenido posibilidad de aprender y que no se aprende en cuatro días solo viendo vídeos en internet). Para realizar los proyectos tiro de mis máquinas eléctricas de bricolaje, lo que me obliga a aislarme (gafas, mascarilla y cascos para los oídos) para protegerme de la madera que se defiende lanzándome grandes cantidades de astillas y serrín que se meten y se clavan en los ojos, polvo de madera que me atasca los pulmones y provocando que las máquinas generen ruidos ensordecedores. Mientras, tú necesitas un contacto más directo con la madera, la tratas amablemente, sientes la sutil vibración de las herramientas manuales mientras cortan las fibras acompañadas de un característico sonido, y por lo que veo la madera te responde encantada, encantada en todos los sentidos.
×