“Mi opinión (la de Julio) es que internet es una gran fuente de información y que intentar aprender a través de la red es económico pero poco fructífero y exitoso. He comprobado varias veces que en este país la gente aficionada al trabajo de la madera, están mas cerca del bricolaje que de completar verdaderos proyectos con madera. Desgraciadamente para mi, porque para el resto todo esta bien, la gente aficionada a trabajar la madera prefieren aprender experimentando, basándose en el método ensayo-error y a través de información difusa e incompleta en publicaciones extranjeras, en lugar de gastarse el dinero en asistir a clases que demuestren métodos efectivos y transparentes que garanticen el éxito y buen resultado en nuestros talleres, y así poder disfrutar del proceso durante una tarea sabiendo lo que se hace y porque se hace así  y porque otros métodos pueden ser peores o menos convenientes. De esta manera yo pienso que se ahorra un largo camino de incertidumbre y una gran cantidad de tiempo que se puede dedicar a trabajar verdaderamente en trabajos en lugar de estar adivinando lo que se hace. Para mi aprender con internet es dar palos de ciego. Al final se romperá la piñata pero cuantos jarrones hemos roto primero. Prueba de ello son los comentarios que recibo en mis publicaciones en la red, agradezco infinitamente el apoyo y valoración de lo que expongo, pero la gente se equivoca al decir que enseño algo, eso es erróneo, lo único que hago y que pretendo con internet es dar a conocer el trabajo de la madera de forma tradicional y artesanal, divulgando cierta información que puede ser relevante. Pero para enseñar y aprender de verdad, hay que participar activamente en una tutoría personal, donde puedo corregir o advertir los vicios que se cometen al trabajar. Mi intención en aula flamingo es ofrecer una enseñanza de provecho, mi función es quitar la venda de la ignorancia para romper la piñata con el primer golpe.

Creo que básicamente existen dos razones para fabricar tus propias herramientas. Una de ellas puede ser simplemente por diversión... con esto quiero decir que no hace falta más razón para realizar proyectos que la necesidad que nace de uno mismo para hacerlo, sin ninguna otra pretensión. De este modo uno no valora el tiempo invertido o la viabilidad y rentabilidad de un proyecto, y poco se puede cuestionar al respecto pues depende de las inquietudes de cada persona.

Creo que básicamente existen dos razones para fabricar tus propias herramientas. Una de ellas puede ser simplemente por diversión... con esto quiero decir que no hace falta más razón para realizar proyectos que la necesidad que nace de uno mismo para hacerlo, sin ninguna otra pretensión. De este modo uno no valora el tiempo invertido o la viabilidad y rentabilidad de un proyecto, y poco se puede cuestionar al respecto pues depende de las inquietudes de cada persona.
Una vez tengas tu propia sierra de mesa, ésta te servirá para realizar el resto de proyectos y herramientas... ten en cuenta que puede variar según tus necesidades o tu forma de trabajar. Por ejemplo, por mi modo de trabajar apenas uso la ingletadora, pero en muchos talleres es una herramienta indispensable. Bajo mi criterio continuaría con la sierra de cinta, el torno/estación de lijado y la fresadora 3D.

While many woods can be used for carving, there are some clear favorites, including Aspen, Basswood, Butternut, Black Walnut, and Oak.[14] Because it has almost no grain and is notably soft, Basswood is particularly popular with beginner carvers. It is used in many lower-cost instruments like guitars and electric basses.[14] Aspen is similarly soft, although slightly harder, and readily available and inexpensive.[14] Butternut has a deeper hue than Basswood and Aspen and has a nice grain that is easy to carve, and thus friendly for beginners. It's also suitable for furniture.[14] While more expensive that Basswood, Aspen, and Butternut, Black Walnut is a popular choice for its rich color and grain.[14] Lastly, Oak is a strong, sturdy, and versatile wood for carving with a defined grain. It's also a popular wood for furniture making.[14]
“I do a lot of finish-sanding freehand, without a sandpaper block, so I can smooth edges and get into nooks and crannies. But the finer grits are usually bonded to thinner paper and, at least for me, the paper is too thin and ends up tearing long before the grit wears out. So I apply duct tape to the back of the sandpaper. The sandpaper is still flexible enough to sand a tight radius and it’s far more durable. You can use this super-strong sandpaper like a shoeshine rag.” — Chuck Merchant
Lo primero que debes hacer para personalizar estos marcos de madera es pensar en el diseño que vas a pintar en ellos con el estañador. Una vez lo tengas claro, tan solo tienes que ir marcándolo primero con el lápiz, y luego con la herramienta. No te apresures, es un trabajo meticuloso que lleva tiempo, pero que dará un resultado realmente bonito como el que has visto en la imagen superior de marcos para fotos personalizados.

Dentro del mundo de la carpintería podemos encontrar desde trabajos sencillos al alcance de todos, a trabajos más complejos que solo los más expertos pueden desarrollar. Sin embargo, contando con las herramientas necesarias y, sobre todo, la información y los consejos adecuados, cualquier persona que se lo proponga puede llegar a realizar grandes proyectos. Y, por eso, estamos encantados de dar la ...

gracias por escribirnos. Avellanar es hacer un agujero delgado con una broca especial (avellanadora) para que al momento de poner los tornillos estos entren sin romper o rajar la madera. Dicha broca de avellanar debe ser más delgada que el tornillo a instalar. Además tiene una parte más gruesa al final de permite que las cabezas de los tornillos queden a ras de la madera. Esperamos haber resuelto su duda, saludos.
Yo creo que cuando se busca información en internet hay que saber para qué se busca, qué se busca y con qué se encontró uno en esa búsqueda. Mi impresión después de años de afición a la carpintería es que en España (desconozco como está el tema en otros países hispanohablantes) la cultura de trabajo de la madera se ha perdido en un breve periodo de tiempo. Conozco bastante gente que me cuenta que su padre o su abuelo era carpintero y sin embargo ese conocimiento no se ha transmitido y se ha perdido. Últimamente con esto del auge del bricolaje de la madera es mucha la gente que se interesa por aprender, pero en muchos casos se empieza de cero. Y ese es el problema. Si eres aún un chaval te haces por ejemplo un FP (formación profesional) o acudes a una escuela de carpintería y aprendes bien el oficio, pero cuando se tiene una edad mucha gente ya no piensa mucho en recibir clases ni les apetece ir y tira de experimentación, de internet y de algún amigo que le enseñe cuatro cosas. Y no lo veo tan mal, a veces hay que experimentar o ver lo que otros muestran en internet para ver qué posibilidades tiene esta afición y ver hasta donde se puede llegar, ya que a nadie nos gusta hacer grandes inversiones en una afición en la que no sabemos a donde vamos a llegar. Tengo que decir que mi camino ha sido el de la experimentación en mi taller y el de ver vídeos en internet. He ido adquiriendo práctica y algún conocimiento y veo que puedo obtener resultados bastante buenos con lo que dispongo. Siendo consciente de mis limitaciones ahora es donde siento que me gustaría recibir clases con un carpintero profesional o en una escuela de carpintería que me enseñen los conocimientos y las técnicas en condiciones, pero en este momento no me lo puedo permitir y tampoco aquí tengo acceso a esas clases en persona.
×