Cutting a miter joint that closes up perfectly and maintains a 90 degree angle is really satisfying. Unfortunately, it doesn’t always happen. Here’s a quick fix for a slightly open miter joint; rub the shank of a screwdriver along the miter at a steep angle, from both sides of the joint. Chances are, you’ll be the only one that knows it wasn’t perfect to begin with! Try this amazing miter project!


Licenciado en filosofía y fotógrafo profesional. Se interesa por el estudio de los nuevos movimientos sociales, en especial el movimiento ecologista. Es un apasionado del decrecimiento. Lucha por la defensa de los recursos del planeta, la justicia social, la soberanía alimentaria y la simplicidad voluntaria. Practica hockey sobre patines. Ama la naturaleza y los animales.
When it comes to woodworking for beginners, I think it’s important to just learn how to use a few of the most essential woodworking tools for beginners. There are so many awesome tools available on the market today, it can be quite overwhelming as well as expensive to try to buy them all and know how to use them. Once you learn the basics of the most essential tools you will be able to start building in no time and feel comfortable learning any other new tools in the future.
Clamping mitered edges can be a real hassle because they never seems to line up correctly. The easiest way that I’ve found to get around this process is to use painter’s tape as clamps. First set the pieces so that the outer edges are facing up and tape them edge-to-edge. The flip the pieces over so the beveled edges are facing up and glue them together. Complete the process by taping the last two edges together and let sit until completed. The tape removes easily and the glue won’t attach to the tape, making sanding and finishing very simple. Try this tip with this clever project!
Uno de los recuerdos más vívidos de mi niñez es ver a mi padre fabricando los mangos de madera para martillos y mazas que usaba en su trabajo como albañil. Le recuerdo delante de su banco de trabajo, donde daba forma cilíndrica a la madera acuchillándola con el filo de un trozo de cristal. Creo que estos recuerdos tienen un poco de las dos razones que he explicado anteriormente... él se divertía y obtenía la recompensa personal de fabricar sus propias herramientas. Al mismo tiempo se ahorraba el dinero que tendría que gastarse para comprar los mangos. Si pones precio a tus horas, llegarás a la conclusión de que no compensa fabricar tus propios mangos teniendo en cuenta su precio en el mercado, pero como he explicado creo que esto es algo muy personal.
Bueno aca termina el post, y les quiero dejar un anuncio muy importante para el que esta interesado en el tema y es de Santa Fe Capital, se trata sobre la escuela Industrial ubicada en la calle Junin que tiene un taller de carpinteria que funciona a la noche donde se hacen diversos trabajos y estan muy buenos, el tiempo es de 2 horas, creo que es de 8 a 10 Lunes,Miercoles y Viernes, si estas interesado podrias averiguar para inscribirte, no es tan caro y se hacen muchisimos trabajos.

With two varieties, red and white, oak is known to be easy to work with and relatively strong. However, furniture makers often opt for white oak over red oak for its attractive figure and moisture-resistance.[12] Depending on the kind needed, oak can probably be found at a local home center or a lumberyard for a bit pricier than other hardwoods.[12][13]
10.- Al aplicar pintura, esmalte o barniz, leer siempre bien las instrucciones del fabricante. En la parte posterior del bote, suelen venir reflejados los tiempos de secado, de repintado, como aplicarlo dependiendo de las superficies, el rendimiento, etc. Todas esas informaciones son muy importantes a la hora de preparar un trabajo de bricolaje en madera.
No creo que se puedan comparar las aficiones. Para el fútbol, el esquí, el ciclismo… mentalmente nos hacemos la idea de que será diversión desde el primer momento y no buscas un buen resultado inmediato. En carpintería la idea mental es que es necesario aprender, concentrarse en lo que se hace, usar las máquinas y herramientas metidos en el taller… todo nos hace pensar en "trabajo" y no en diversión. Aún por encima muchas veces el fin es el resultado, no el proceso de fabricación, y si no se llega rápido a algo satisfactorio nos frustramos y se abandona la afición en lugar de intentar aprender. Además en España yo diría que hay cultura de grupo y por lo tanto se busca practicar las aficiones con los amigos o hacer nuevos amigos. De todas formas estoy seguro de que hay más aficionados a la carpintería de los que pensamos, pero como estamos "escondidos" en nuestros talleres, si no tenemos amigos con la misma afición la única ventana que tenemos por la que se nos ve es la del ordenador.
×