Zeb dropped my washer boards off this weekend and I was blown away with the quality and craftsmanshi...p! These things look great! Very easy to work with, responded to my questions quickly, and kept a very open line of communication throughout the process! Will definitely be recommending him to my friends! Thanks again for the awesome boards! See More
Del mismo modo y seguramente por imitación desde muy niño empecé a realizar mis propios proyectos. Al principio eran simples juguetes de madera o inocentes artefactos de guerra infantil. Como me gustaba el oficio de trabajar la madera, a los 13 años inicié los estudios de carpintería en un colegio. Eran muy pocas horas de taller y mucha teoría sin aplicación práctica. Sigo pensando que muchos de esos datos no eran necesarios para aprender el oficio, y los que sí lo eran, solo aprendí a memorizarlos y no a utilizarlos en casos prácticos. Creo que esto es algo fundamental para conseguir abrir tu mente, ver cualquier oficio desde una perspectiva diferente y llegar a solucionar problemas por ti mismo. Por eso y porque estaba en plena adolescencia terminé por desanimarme y después de cuatro años dejé los estudios. Junto con unos pequeños cursos de diseño asistido por ordenador esta fue mi única incursión en la enseñanza.
Yo creo que cuando se busca información en internet hay que saber para qué se busca, qué se busca y con qué se encontró uno en esa búsqueda. Mi impresión después de años de afición a la carpintería es que en España (desconozco como está el tema en otros países hispanohablantes) la cultura de trabajo de la madera se ha perdido en un breve periodo de tiempo. Conozco bastante gente que me cuenta que su padre o su abuelo era carpintero y sin embargo ese conocimiento no se ha transmitido y se ha perdido. Últimamente con esto del auge del bricolaje de la madera es mucha la gente que se interesa por aprender, pero en muchos casos se empieza de cero. Y ese es el problema. Si eres aún un chaval te haces por ejemplo un FP (formación profesional) o acudes a una escuela de carpintería y aprendes bien el oficio, pero cuando se tiene una edad mucha gente ya no piensa mucho en recibir clases ni les apetece ir y tira de experimentación, de internet y de algún amigo que le enseñe cuatro cosas. Y no lo veo tan mal, a veces hay que experimentar o ver lo que otros muestran en internet para ver qué posibilidades tiene esta afición y ver hasta donde se puede llegar, ya que a nadie nos gusta hacer grandes inversiones en una afición en la que no sabemos a donde vamos a llegar. Tengo que decir que mi camino ha sido el de la experimentación en mi taller y el de ver vídeos en internet. He ido adquiriendo práctica y algún conocimiento y veo que puedo obtener resultados bastante buenos con lo que dispongo. Siendo consciente de mis limitaciones ahora es donde siento que me gustaría recibir clases con un carpintero profesional o en una escuela de carpintería que me enseñen los conocimientos y las técnicas en condiciones, pero en este momento no me lo puedo permitir y tampoco aquí tengo acceso a esas clases en persona.
×