Si en las carpinteriás no te lo venden, puedes preguntarles a ellos dónde lo compran... existen grandes almacénes solo de venta y que suministran a estas carpinterías. Quizás en ellos consigas un mejor precio. Al pedir precio ten en cuenta que existen varias calidades de tablero. No necesitarás usar el más caro, pero que no te engañen con el precio. Aquí puedes encontrar información al respecto.
Hoy volvemos a hablarte de tutoriales de hazlo tú mismo, y en este caso los protagonistas serán los marcos de madera. Aunque pueden ser un regalo personalizado perfecto para cualquier ocasión, también pueden servirte como idea para San Valentín, aunque en ese caso, hemos explicado otros tutoriales específicos para el día de los enamorados que quizás te interese recordar. Así que nunca es tarde para regalar si la dicha es buena.
Softwood is most commonly found in the regions of the world with lower temperatures and is typically less durable, lighter in weight, and more vulnerable to pests and fungal attacks in comparison to hardwoods. They typically have a paler color and a more open grain than hardwoods, which contributes to the tendency of felled softwood to shrink and swell as it dries.[9] Softwoods usually have a lower density, around 25-37lb/cu ft, which can compromise its strength.[9] Density, however, does vary within both softwoods and hardwoods depending on the wood's geographical origin and growth rate. However, the lower density of softwoods also allows it to have a greater strength with lighter weight. In the United States, softwoods are typically cheaper and more readily available and accessible.[9] Most softwoods are suitable for general construction, especially framing, trim, and finish work, and carcassing.[10][9]
Una vez tengas tu propia sierra de mesa, ésta te servirá para realizar el resto de proyectos y herramientas... ten en cuenta que puede variar según tus necesidades o tu forma de trabajar. Por ejemplo, por mi modo de trabajar apenas uso la ingletadora, pero en muchos talleres es una herramienta indispensable. Bajo mi criterio continuaría con la sierra de cinta, el torno/estación de lijado y la fresadora 3D.
“Mi opinión (la de Julio) es que internet es una gran fuente de información y que intentar aprender a través de la red es económico pero poco fructífero y exitoso. He comprobado varias veces que en este país la gente aficionada al trabajo de la madera, están mas cerca del bricolaje que de completar verdaderos proyectos con madera. Desgraciadamente para mi, porque para el resto todo esta bien, la gente aficionada a trabajar la madera prefieren aprender experimentando, basándose en el método ensayo-error y a través de información difusa e incompleta en publicaciones extranjeras, en lugar de gastarse el dinero en asistir a clases que demuestren métodos efectivos y transparentes que garanticen el éxito y buen resultado en nuestros talleres, y así poder disfrutar del proceso durante una tarea sabiendo lo que se hace y porque se hace así  y porque otros métodos pueden ser peores o menos convenientes. De esta manera yo pienso que se ahorra un largo camino de incertidumbre y una gran cantidad de tiempo que se puede dedicar a trabajar verdaderamente en trabajos en lugar de estar adivinando lo que se hace. Para mi aprender con internet es dar palos de ciego. Al final se romperá la piñata pero cuantos jarrones hemos roto primero. Prueba de ello son los comentarios que recibo en mis publicaciones en la red, agradezco infinitamente el apoyo y valoración de lo que expongo, pero la gente se equivoca al decir que enseño algo, eso es erróneo, lo único que hago y que pretendo con internet es dar a conocer el trabajo de la madera de forma tradicional y artesanal, divulgando cierta información que puede ser relevante. Pero para enseñar y aprender de verdad, hay que participar activamente en una tutoría personal, donde puedo corregir o advertir los vicios que se cometen al trabajar. Mi intención en aula flamingo es ofrecer una enseñanza de provecho, mi función es quitar la venda de la ignorancia para romper la piñata con el primer golpe.
×